Controles de seguridad

Transporte de líquidos en el equipaje de mano


Está permitido llevar a bordo en su equipaje de mano, sólo una pequeña cantidad de líquido, en recipientes cada uno con una capacidad máxima de 100 mililitros o de medida equivalente (100 gramos), que se coloca en bolsas de plástico transparente con capacidad de volver a sellar, de capacidad de 1 litro (aproximadamente 18 x 20 cm).

Los líquidos incluyen:

  • agua y otras bebidas, sopas, jarabes
  • cremas, lociones y aceites
  • perfumes
  • aerosol
  • geles, incluyendo geles para el cabello y ducha
  • contenidos de envases presurizados, incluido espuma de afeitar, otras espumas y desodorantes
  • sustancias en pastas, incluyendo pasta de dientes
  • mezclas de líquidos.

 

Estas bolsas deberán presentarse para su inspección separada del resto del equipaje de mano. Se permite sólo una bolsa por cada pasajero. En su equipaje de mano, fuera de la bolsa con cierre, y si es posible limitarse a la cantidad necesaria para el viaje, usted puede transportar medicamentos y productos alimenticios como alimentos para bebés. Le informamos que puede que tenga que presentar prueba de la necesidad de tales artículos.

Usted puede comprar líquidos como bebidas y perfumes en las tiendas del aeropuerto, en el Duty Free, también tendrá control de seguridad en los aviones y en otros aeropuertos de la Comunidad. Los productos comprados en el Duty Free y a bordo de aeronaves se entregarán en bolsas especiales, sellada por el vendedor, se aconseja no abrir antes de llegar al destino final.

De lo contrario, si usted hace puentes, los líquidos adquiridos pueden ser confiscados en el control de seguridad.

TRANSPORTE DE LÍQUIDOS: REGLAMENTO PARA PASAJEROS EN TRÁNSITO


A raíz de la nueva normativa europea, a partir del 31 de enero 2014 los líquidos comprados en duty free del aeropuerto, o a bordo de una aeronave, se pueden transportar con el equipaje de mano. Estos líquidos deben almacenarse con el recibo dentro de la bolsa sellada en el momento de la compra, y serán revisados ​​en los puestos de seguridad. Por esta razón, los agentes de la seguridad deben abrir las bolsas y, en algunos casos, incluso los contenedores de líquidos.

Si el tránsito no es el destino final, pero a un paso intermedio adicional, debe informar a la 'guardia de seguridad que volverá a introducir nuevamente vuestros líquidos en una bolsa sellada con el comprobante de compra y un certificado de la inspección llevada a cabo. La ley también se aplica a los pasajeros en tránsito que salen de la zona de llegadas de aduanas para después   regresar a las salidas dentro de las próximas 3 horas.

We use cookies to improve our website and your experience when using it. Cookies used for the essential operation of this site have already been set. To find out more about the cookies we use and how to delete them, see our privacy policy.

  I accept cookies from this site.
EU Cookie Directive Module Information